Puerro

Planta perteneciente a la familia de las liliáceas. Presenta un tallo corto, recubierto de hojas que no llegan a formar un verdadero bulbo. Vegeta bien en climas templados y húmedos, siendo algunas variedades bastante resistente al frío. Al cultivarlos se busca obtener más parte blanca en su base, recurriendo al blanqueado mediante cubrición, conplásticos o tierra un mes antes de la recolección.

Su origen parece situarse en la cuenca mediterránea, conocido y apreciado por los egipcios,  siendo la Edad Media la época en la que alcanzó su popularidad en el continente europeo.

En Canarias existen unas 73 Has. De este cultivo, de las cuales 59 pertenecen a nuestra provincia, destacando en cuanto a superficie los municipios de San Juan de la Rambla (8,5 Ha.), Icod de los Vinos (6 Ha.) y La Laguna (5 Ha.).
Las variedades se clasifican según el grosor de la parte comestible y a longitud blanqueada del falso tallo, así tenemos puerros largos y delgados (los más cultivados en nuestras latitudes) y puerros cortos y gruesos. Entre los primeros podemos destacar las variedades:

  • "Porbella", variedad de crecimiento rápido para recolecciones de fin de verano y otoño.
  • "Bluetan", híbrido que permite una buena recolección  en invierno con altos rendimientos y buena homogeneidad.

Su composición es similar a la de las cebollas y, siendo su sabor sea más delicado. Tiernos son usados para comer en crudo, en ensaladas, ya que cuando maduran su sabor se vuelve más picante y por ello necesita ser guisado.

El puerro es bajo en calorías, es un buen laxante y muy recomendable en dietas de adelgazamiento.