Pepino Corto

El pepino pertenece a la familia de las cucurbitáceas. Se cultivan dos tipos: el pepino tipo holandés y el pepino corto o tipo francés, que como tal es de menor tamaño y piel mas rugosa.

Es una planta de desarrollo rápido que requiere mucha agua, relativamente altas temperaturas -de 28º a 32º- y elevada humedad. Ha de ser entutorada. El trabajo previo a la recolección es muy intenso: hay que deshijar -quitar los brotes secundarios-, aclarar la masa foliar, despuntar,… etc.

Debido a su fragilidad el fruto ha de ser cuidadosamente colocado en cajas en el mismo momento en que se recolecta, ya que puede ser fácilmente dañado.