Coliflor

La coliflor es una planta anual de crecimiento rápido, de 2 a 6 meses, según el ciclo sea corto, medio o largo dependiendo, en cada caso, de las variedades y de las condiciones meteorológicas. Su producción, al igual que la col, se concentra principalmente desde los meses de invierno hasta el verano, y cada vez más están irrumpiendo en nuestro mercado variedades híbridas con una inflorescencia más compacta y reducida, lo que conlleva a una mayor productividad y mejor aceptación por parte del consumidor.

Su origen parece encontrarse en el Mediterráneo Oriental, concretamente en el Próximo Oriente (Asia Menor, Líbano, Siria...). Es a partir del siglo XVI cuando comienza su expansión en Europa. En España destacamos como principales provincias en cuanto a su superficie cultivada: Murcia (9.560 Ha.), Navarra (6.897 Ha.) y Valencia (3.147 Ha.).

Canarias cuenta con una superficie en torno a las 161 Has. de las que unas 70 pertenecen a nuestra provincia, destacando en ésta los municipios de Candelaria (12 Ha.), Icod de los Vinos (11 Ha.), Arafo y Güimar (10 Ha.).
Las coliflores se agrupan principalmente en los siguientes tipos:

  • Coliflor blanca”: Pella (inflorescencia) apretada de color blanco, la más característica en nuestros mercados.
  • Coliflor verde Romanescu o Coliflor torre”: Más de invierno y con una pella de una forma peculiar, como una torre.
  • Brecol, Bróculi o Brócoli”: Hibrido de coliflor con pella abierta de color verde oscuro y de un sabor muy característico y suave, no produce olores durante su cocción.
  • Coliflor roja o morada”: Con la pella (inflorescencia) de color rojo por la presencia de antocianos (pigmentos).
  •  

También se les conoce o clasifica en función de la duración de su ciclo de formación de la pella, en tempranas, de media estación y tardías.
En nuestra provincia cultivares de coliflor blanca seleccionadas como la “Bola de nieve”, han dejado paso a los híbridos como “Barcelona” (ciclo temprano-medio), “White Rood”, y otros, más productivos y homogéneos, valorándose mucho la cualidad de presentar una pella (inflorescencia) protegida o acogollada por las hojas, lo que la hace menos vulnerable a ataques y accidentes.

En cuanto a sus propiedades, la coliflor, es rica en Vitamina C, potasio, fibra y ácido fólico, además es baja en calorías. Se debe tener en cuenta que es una de las mejores hortalizas para prevenir el cáncer, ya que contiene importantes sustancias naturales como son indoles y flavonoles, por lo cual se recomienda el consumo de esta hortaliza 2 o 3 veces en semana. Por último resaltar su efecto beneficioso para combatir infecciones, normalizar la presión arterial y la función cardiaca.