Col Verde

La col - repollo es una planta bianual con un crecimiento lento de gran adaptabilidad climática, aunque su cultivo se da mejor en las zonas húmedas. Su producción se concentra principalmente a partir de los meses de invierno hasta el verano.

Su origen parece estar ligado siempre a zonas costeras o proximidades, encontrándose especies silvestres en lugares tan dispersos como Grecia y Dinamarca. En España las provincias con mayor superficie de cultivo son Ourense (532 Ha.), Barcelona (454 Ha.), Zaragoza (405 Ha.) y Granada (387 Ha.)

En Canarias existen unas 374 Ha. con una producción de unos 11.300 Tm. En estos últimos años, ésta ha experimentado en la provincia de Santa Cruz de Tenerife una importante regresión, según muestran los datos de la Consejería de Agricultura, pasando de 5,5 millones de kilos anuales(año 1994) a poco más de 3 millones (año 2000), aumentando en estos últimos cinco años hasta llegar a 4,4 millones de kilos. Destacamos como municipios con mayor superficie Icod de los Vinos, (21 Ha.), La Laguna (14 Ha.) La Orotava (12 Ha.) y Arico (10 Ha.).
Las coles se les suele clasificar como:

  • Repollo de hojas lisas”: La más común en nuestro mercado.
  • Repollo de hojas rizadas”: También llamada col de Milán.
  • Corazón de Buey”: De cogollo muy cerrado y con una forma característica de corazón.
  • Repollo China o Pequinensis”: No confundir con la col China, la cual no es acogollada. Es muy parecida a una lechuga romana, aunque nada tiene que ver con ésta. Forma un repollo alargado y cerrado en su extremo.
  • Repollo rojo, lombarda o morada”: Subvariedad de repollo de cabeza cerrada, de tamaño pequeño a medio y de un color vino característico.

Respecto a las variedades de repollo de hojas lisas, podríamos destacar híbridos como la “Kristo”, cultivar tradicional  en nuestra provincia, que presenta una gran rusticidad y resistencia a accidentes y plagas, aunque su sabor no es de gran calidad, en contraste, existen otros cultivares como la “Castelo”, que sin ser tan resistente, ni rústica, presenta mejores cualidades organolépticas.

La col es una hortaliza rica en vitamina C y hierro, posee poca grasa y casi no contiene sodio y antiguamente se consideraba un buen combatiente de la embriaguez. Gracias a la gran cantidad de fibra que contiene resulta un perfecto laxante y aporta una importante cantidad de aminoácidos sulfurados y proteínas, además posee un elemento especial que actúa en las úlceras de estómago ayudando a combatir los efectos nocivos de los agentes cancerígenos.