Batata

La batata es un tubérculo perenne, cultivado como anual. Es de climas cálidos, prefiere a su vez suelos ligeros y con cierto contenido en humedad, sin llegar a ser excesivo.

Originaria de América Central en donde es un cultivo muy común y resultó de gran importancia en la dieta de las civilizaciones precolombinas, sustituyendo en algunas zonas a las papas. Se desconoce el momento de su introducción en Canarias, aunque su presencia está constatada desde el año 1544 en la isla de la Gomera. En España existen alrededor de 2.000 Ha. de este cultivo destacando como zonas productoras Málaga, Valencia y Canarias.

En nuestra región existen unas 429 Ha. localizadas fundamentalmente en las islas de Lanzarote (248 Ha.), Tenerife (66 Ha.) y La Palma (58 Ha.), destacando en nuestra provincia los municipios de Güimar (16 Ha.) La Laguna (10 Ha.) y los municipios palmeros de Breña Alta, Fuencaliente, San Andrés y Sauces y Villa de Mazo (8 Ha.). Los emplazamientos para este cultivo varían desde las zonas cálidas de costa hasta otras más altas y frescas.
En general se cultivan tres tipos de batatas denominadas comúnmente:

  • Batata de Lanzarote” o “Colorada”, de piel rojiza y oscura y carne de rosa pálido a blancuzca, de forma alaragada e irregular, de sabor bastante dulce y con producciones localizadas a lo largo del verano.
  • Batata blanca” o “Conejera”, de piel parda y carne blanquecina, forma larga, elíptica, menos dulce que el resto, con producción repartida a lo largo de todo el año.
  • Batata yema de huevo” (“Patagallina” o “Empinada Roja”), de piel anaranjado claro, de forma oblonga, carne amarilla y de sabor muy dulce, con producciones más centradas en los meses invernales, menos abundante que el resto. Muy usada para la confección de “truchas”. Por ello la más cotizada.

Son muchos los cultivares locales que se han mantenido gracias a aquellos agricultores que lo han conservado de generación en generación, por el valor del producto en si, o porque han encontrado en él alguna característica interesante, compitiendo éstos con otros foráneos que suelen ser más productivos y precoces.

La Batata al igual que la papa es rica en almidones y contiene a su vez una importantísima cantidad de vitamina C y carotenos (precursores de la vitamina A), agentes éstos, muy beneficiosos en cuanto a la prevención de cáncer de pulmón. Además este tubérculo presenta una gran cantidad de potasio y mayor cantidad de sodio que la papa. A la hora de elegir estos tubérculos para su consumo, tener en cuenta que estén bien firmes y presenten colores vivos.