Apio

El apio es una planta herbácea, bianual, cultivada como anual debido a que es, en el primer año cuando desarrolla su parte comestible, los peciolos de las hojas conocidos con el nombre de “pencas”. Es de climas cálidos y le favorece la alta humedad, así como cierto contraste térmico entre la noche y el día.

Su zona de origen es la cuenca mediterránea, fue usado por los griegos, aunque su cultivo como  hortaliza parece iniciarse en el siglo XVI en Italia, siendo empleado principalmente como planta aromática de sopas, menestras, etc.En España el apio más cultivado, es sin duda, el acostillado o de pencas, destacando como provincias productoras Barcelona, Alicante y Murcia con una vocación exportadora, fundamentalmente al Reino Unido.

En Canarias, la superficie cultivada supone unas 9 Hectáreas, de las que aproximadamente 4 pertenecen a nuestra provincia, con una producción de unas 80 Tm, destacando como municipio La Laguna , Gúimar y Los Realejos con 1 Ha. Las variedades de apio acostillado se dividen en dos grupos:

- Variedades verdes: son variedades rústicas, de fuerte crecimiento vegetativo y más fáciles de cultivar, para su blanqueo necesitan labores especiales.

- Variedades amarillas doradas: su cultivo es más complicado, aunque se blanquean por si solas. Son más apreciadas en los grandes mercados.

El apio se consume en fresco y hervido, es altamente apreciado por su valor nutritivo y por sus propiedades afrodisíacas, así como depurativas y diuréticas. Además es un perfecto aromatizante de los guisos. Por otro lado, su jugo actúa como un eficaz cicatrizante en heridas superficiales.